Icono volver volver

5 errores que estás cometiendo al desmaquillarte en casa

por Patricia Carrasco en
Cabecera del Post

Me encantó mi maquillaje a domicilio de HolaPepa para el bautizo de mi sobrina, pero ¿y ahora cómo me lo quito? desmaquillarse no es tarea fácil, sobre todo cuando luchas contra el sueño al llegar a tu casa. Pero aquí siempre te traemos algunas recomendaciones para cuidar de ti y de tu piel en casa.

  1. La temperatura del agua no es la adecuada

A pesar de las creencias populares, el agua muy fría no es buena para tu piel. Puede causar irritaciones e incluso quemaduras por frío, así que deja el hielo para un té refrescante en una tarde calurosa, y mejor usa agua templada.

  1. Abusar de las toallas desmaquillantes

No hay mejor amigo que un buen desmaquillante. Las toallas desmaquillantes aunque muy prácticas son como la comida rápida, pueden estar bien para un día pero no están bien para todos los días. Mejor remueve tu maquillaje en casa con desmaquillantes en mousse, gel o bálsamo y luego remover con agua y jabón.

  1. Frotar más para limpiar más

Aunque no lo creas, frotar más no quiere decir que logres limpiar más. Un error bastante común sobre todo en pieles grasas. Tu mejor aliado es el jabón adecuado para tu tipo específico de piel  y siempre frotando con la yema de los dedos ejerciendo una presión suave. No te pases Esperansita, no estás frotando la ropa blanca.

  1. ¿Todavía pareces un panda?

El maquillaje a domicilio de HolaPepa funcionó demasiado bien, pero ahora está resultando un poco difícil de quitar y lo único que quiero es dormir. No te preocupes, solo coge un algodón con un poco de agua micelar y remueve los residuos de maquillaje que puedan quedar en los ojos y en los poros para asegurarte de que tu piel reciba un descanso bien merecido.

  1. Tónica no, tónico

Que bueno que te has divertido tanto durante esta ocasión tan especial, nos encanta haberte hecho feliz con tu maquillaje a domicilio porque guapa ya estabas, pero por muy cansada que estés no puedes olvidar el tónico. Este es el último paso, lo prometo. Se trata de un tónico que equilibre el PH de tu piel y no de la tónica que le pones al gin. Recuerda que siempre puedes contratar un tratamiento facial  a domicilio para devolverle la salud a tu piel.